4.2.12

helada pero no congelada.

Nunca me ha entusiasmado demasiado el invierno , y es que viene con ese frió desgarrador que se cuela en cada uno de los poros de tu piel, te alborota el pelo ,se cala en los huesos,y te llega a lo más profundo de tu alma. Ese invierno mezquino , que te recuerda que no tienes a nadie que te de calor en las noches más frías, que la única compañía que tienes son las mantas que cubren tu cama.

Pero este año , el frío ya no me importa , me siento bien . Y es que he aprendido a convivir en paz junto a él, a que no me afecte, a ver que un poco de aire fresco nunca viene mal , que de vez en cuando se necesita respirar aunque te duela la nariz a causa de la humedad. Puedo soportar este frío invierno ,y no voy a permitir que mi cuerpo se congele.

Y que decir que un buen chocolate caliente , un libro y una manta de sofá mejora mucho las cosas :)

4 comentarios:

María dijo...

me ha gustado mucho la entrada, es muy bonita, yo ahi estoy aprendiendo a convivir, aun no lo he conseguido del todo, hoy manta y peli lo veo muy claro! muchos besos desde girlsjustwannahavefun14.blogspot.com te espero!

La Sonrisa que lo cambia Todo dijo...

Sin embargo a mi siempre me gustó el invierno,el frío...supongo que porque me recuerda que las cosas siempre cambian,que cuando una cosa termina algo siempre viene después...
Me encantó tu entrada! Besos!:D

lorea devenus dijo...

Los pies congelados, hasta duelen
te sigo desde hace tiempo!
Eres un amor, abrazoo :)

soyflordevenus.blogspot.com

PaaulaLovesYou♥ dijo...

Ya... A mi tampoco me gusta el invierno, prefiero el verano, porque tanto frío, tanto frío... me siento... sola. :/